La verdadera educación no sólo consiste en enseñar a pensar sino también en aprender a pensar sobre lo que se piensa y este momento reflexivo -el que con mayor nitidez marca nuestro salto evolutivo respecto a otras especies- exige constatar nuestra pertenencia a una comunidad de criaturas pensantes.
Fernando Savater

Frases de Fernando Savater - La verdadera educación no sólo consiste en enseñar a pensar sino también en aprender a pensar sobre lo que se piensa y este momento reflexivo -el que con mayor nitidez marca nuestro salto evolutivo respecto a otras especies- exige constatar nuestra pertenencia a una comunidad de criaturas pensantes.

Más Frases


El trabajo aleja tres grandes vicios: el aburrimiento, el vicio y la penuria.
Voltaire
La filosofía de Google es distinta a la nuestra. Su objetivo es organizar la información en el mundo. Nosotros creemos que no podemos hacerlo. Nuestro objetivo es crear herramientas que permitirán a otros organizar la información
Bill Gates
Más aún: que yo me muera si recordara siquiera cómo te llamas, Lupita. - Y también poemas-
Roberto Gomez Bolaños
Se ha debatido mucho si un poema es el resultado de la naturaleza o del arte. Por mi parte no veo qué podría hacer el arte sin la ayuda de la naturaleza, ni ésta sin el arte. Ambas necesitan ayudarse mutuamente y deben estar siempre estrechamente unidas
Horacio
Quiero ser tu amante, muchacha, no quiero ser tu dueño. No digas que no te avisé cuando tu tren se pierda.
Bob Dylan
El trabajo es la suprema dignidad del hombre. En la comunidad argentina no existe más que una sola clase de hombres: la de los que trabajan.
Juan Domingo Perón
Momento a momento, así es que vivimos ahora. Apreciamos cada día y también le tenemos miedo. Podría ser el último día. Suena chistoso, pero cualquier día te podría atropellar un auto o algo así. Estoy empezando a apreciarlo
John Lennon
Hay personas buenas y fuertes que tienen cáncer y mueren
Lance Armstrong
Solo un Dios puede salvarnos.
Martin Heidegger
Es extraño, pero es verdad, porque la verdad es siempre extraña, más extraña que una ficción.
Lord Byron