Pero esa educación, a menudo durísima, nos enseñó a cumplir con el deber, a ser consecuentes, rigurosos con nosotros mismos, a trabajar hasta terminar cualquier tarea empezada.
Ernesto Sabato

Frases de Ernesto Sabato - Pero esa educación, a menudo durísima, nos enseñó a cumplir con el deber, a ser consecuentes, rigurosos con nosotros mismos, a trabajar hasta terminar cualquier tarea empezada.

Más Frases


La derecha defiende los intereses de los privilegiados, en tanto la izquierda se preocupa por los desamparados
Mario Bunge
He ascendido cinco veces pero no disfruté ninguna hasta la del Sporting. Siempre me iba o me echaban. Y siempre a coger otro muerto, otro proyecto. En lo personal, soy un superviviente puro
Manuel Preciado
Por el mate se absorben casi todas las medicinas silvestres. Mediante el mate se enamora, se mata y se embruja.
Rafael Barrett
Basta con que el pueblo sepa que hubo una elección, los que emiten los votos no deciden nada, los que cuentan los votos lo deciden todo
Iósif Stalin
Esto significa que deben vigilarse a sí mismos, que deben percatarse más y más de las influencias que buscan controlarles y dominarles; significa que jamás deben aceptar irreflexivamente, sino que deben cuestionar siempre, investigar y hallarse en estado de rebelión.
Jiddu Krishnamurti
Ya que las ciencias particulares dejan sin tratar algunas cosas que necesitan investigación, se hace necesaria la existencia de una ciencia universal y primera que estudie esas cuestiones de las que no se ocupan las ciencias particulares
Tomás de Aquino
El dinero es la lámpara de Aladino.
Lord Byron
Las personas inteligentes tienen un derecho sobre los ignorantes: el derecho de instruirles
Ralph Waldo Emerson
La evidencia es la más decisiva demostración.
Cicerón
El argumento de la intimidación es una confesión de impotencia intelectual.
Ayn Rand