Mi patriotismo no se funda en motivos humanos, ni se dirige a materiales fines: mi patriotismo se fundó y cada día se funde más en mi amor a dios, y el fin que en él persigo es el de conducir a dios a mis hermanos de raza: a mi gran familia del pueblo vasco.
Sabino Arana

Frases de Sabino Arana - Mi patriotismo no se funda en motivos humanos, ni se dirige a materiales fines: mi patriotismo se fundó y cada día se funde más en mi amor a dios, y el fin que en él persigo es el de conducir a dios a mis hermanos de raza: a mi gran familia del pueblo vasco.

Más Frases


No sería el hombre que soy hoy sin la mujer que aceptó casarse conmigo hace 20 años. Lo voy a decir en público: Michelle, nunca te he querido tanto como en este momento
Barack Obama
La vida real no se divide en semestres, no tendrá largas vacaciones de verano, de pascua, de navidad, del patrón del colegio, puentes, etc. Y pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo eso tendrás que hacerlo en tu tiempo libre
Bill Gates
En lugar de tratar de usar obstinadamente surrealismo con fines de subversión, hay que tratar de hacer algo de surrealismo como sólido, completo y clásico como las obras de los museos
Salvador Dalí
Ser famoso es la ventaja de ser conocidos por personas que no conocemos, y que no nos conocen
Nicolas Chamfort
Nadie yerra solo para sí, sino que esparce su aberración sobre los que lo rodean y él a su vez de ellos la recibe.
Séneca
Sed buenos, y si por lo que fuera no podéis, seguid siendo malos, la diferencia es mínima.
Antonio Gasset
Ambos pertenecéis a Irlanda, el talento y la fuerza.
James Joyce
Un buen periódico, supongo, es una nación hablando consigo misma.
Arthur Miller
Casi no fundo Google porque estaba preocupado por el riesgo, y por dejar mi Programa de Doctorado
Larry Page
Asomaba a sus ojos una lágrima, y a mi labio una frase de perdón, habló el orgullo y se enjugó su llanto, y la frase en mis labios expiró. Yo voy por un camino, ella por otro; pero al pensar en nuestro mutuo amor, yo digo aún: ¿por qué callé aquél día? Y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?
Gustavo Adolfo Bécquer