Afortunadamente esta revolución no depende de un hombre, hemos pasado etapas y hoy tenemos un liderazgo colectivo que se ha desplegado por todas partes.
Hugo Chávez

Frases de Hugo Chávez - Afortunadamente esta revolución no depende de un hombre, hemos pasado etapas y hoy tenemos un liderazgo colectivo que se ha desplegado por todas partes.

Más Frases


No se puede por lo tanto afirmar que he elegido existir a través del aburrimiento, sino que éste constituye para mí un medio de utilizar lealmente el mundo, de acercarme a él, de renunciar a él, de probarlo de nuevo para saborearlo mejor
Pierre Sansot
Antes de pensar en la injuria que hemos recibido, hay que dejar pasar cuando menos una noche
Marlene Dietrich
Que tus manos siempre estén ocupadas, que tus pies siempre sean veloces y que tengas una fuerte base para cuando el viento cambie de golpe... Que tu corazón siempre esté alegre, que tu canción sea siempre cantada.
Bob Dylan
Noble cosa es, aún para un anciano, el aprender.
Sófocles
La escultura y la pintura tienen el efecto de enseñarnos modales y suprimir la prisa.
Ralph Waldo Emerson
Las buenas palabras son bondades vanas que no exigen sacrificio alguno y se agradecen más que las bondades de hecho
Carlos Ruiz Zafón
Tenemos la suerte de que una crisis como esta sólo se produzca una vez cada 80 años
José Luis Rodríguez Zapatero
Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.
Aristóteles
Si queréis entregaros a Dios en el mundo, antes que sabios —ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas— habéis de ser espirituales, muy unidos al Señor por la oración: habéis de llevar un manto invisible que cubra todos y cada uno de vuestros sentidos y potencias: orar, orar y orar; expiar, expiar y expiar.
Josemaría Escrivá de Balaguer
La verdadera felicidad social consiste en la armonía y en el uso pacífico de las satisfacciones de cada individuo.
Marlene Dietrich