Enseguida un cantante que haga canciones de amor es un maricón. ¡Yo no soy maricón! Muchas veces me dan ganas de decir, y si lo fuera, ¿qué? Pues no pasaría nada. Va directamente relacionado con la inteligencia y la cultura de cada uno.
Alejandro Sanz

Frases de Alejandro Sanz - Enseguida un cantante que haga canciones de amor es un maricón. ¡Yo no soy maricón! Muchas veces me dan ganas de decir, y si lo fuera, ¿qué? Pues no pasaría nada. Va directamente relacionado con la inteligencia y la cultura de cada uno.

Más Frases


Creo que el término liberal clásico es igualmente aplicable. No me interesa mucho lo que me llamen, estoy mucho más interesado en que la gente piense más acerca de las ideas que acerca de la persona.
Milton Friedman
Nadie debe confundir el amor con la dicha. Al contrario: a veces se piensa que amor y pena son una misma cosa.
Alejandro Dolina
No hay que olvidar que cuando se descubrió el radio, nadie sabía que resultaría útil en los hospitales. El trabajo era ciencia pura. Y esto es una prueba de que el trabajo científico no debe considerarse desde el punto de vista de la utilidad directa de la misma
Marie Curie
El futuro junto a ti era mi amigo, hoy que no estas es mi gran enemigo.
Ricardo Arjona
Hasta la edad podría servir de motivo para presumir: un joven que se tenga por inteligente y capaz, podría despreciar a los viejos, y un viejo, por su rica experiencia, podría despreciar a los jóvenes. Todas estas cosas se convierten en cargas, en fardos, si se carece de espíritu crítico.
Mao Zedong
Es obvio el que los valores de las mujeres difieren con frecuencia de los valores creados por el otro sexo y sin embargo son los valores masculinos los que predominan.
Virginia Woolf
Lo único peor a no tener vista es no tener visión
Helen Keller
El amor auténtico, el amor ideal, el amor del alma, es el que sólo desea la felicidad de la persona amada sin exigirle en pago nuestra propia felicidad.
Anónimo
El pueblo, por desgracia, es todavía muy ignorante, y es mantenido en su ignorancia por los esfuerzos sistemáticos de todos los gobiernos, que consideran esta ignorancia como una de las condiciones más esenciales de su propia potencia.
Mijaíl Bakunin
La luz de las estrellas que se han extinguido hace años todavía nos alcanza. Igual que los hombres ilustres que han muerto hace siglos, que nos alcanzan con las radiaciones de su personalidad
Jalil Gibran