El vino se parece al hombre: nunca se sabe hasta qué punto se le puede apreciar o despreciar, amar u odiar; ni cuantos actos sublimes o crímenes monstruosos es capaz de realizar. No seamos, entonces, más crueles con él que con nosotros mismos y tratémosle como a un igual
Charles Baudelaire

Frases de Charles Baudelaire - El vino se parece al hombre: nunca se sabe hasta qué punto se le puede apreciar o despreciar, amar u odiar; ni cuantos actos sublimes o crímenes monstruosos es capaz de realizar. No seamos, entonces, más crueles con él que con nosotros mismos y tratémosle como a un igual

Más Frases


..., puesto que el bien y el mal no son otra cosa que relaciones, está fuera de duda que deben ser colocados entre los entes de razón.
Baruch Spinoza
Porque me pregunta cosas raras usted a mi,siempre preguntan esas preguntas que pueden complicar a uno.
Augusto Pinochet
Mi teoría, desarrollada a lo largo de años de ver a gente engañándose a sí misma hasta la perdición, era que el proceso creativo es mucho más vívido cuando emerge claro y puro de los profundos pozos que existen en las mentes de los creadores.
Harlan Ellison
Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; más donde hay humildad, habrá sabiduría.
Salomón
La libertad no es nada más que una oportunidad para ser mejor.
Albert Camus
Llamo intereses a las orientaciones básicas enraizadas en las condiciones fundamentales de la posible reproducción y autoconstitución del género humano, es decir, en el trabajo y en la interacción
Jürgen Habermas
No sabía lo que tenía en mí. Hay algo más para nosotros que no nos damos cuenta. La vida es mucho más grande, inmensa, alta y amplia de lo que nos permitimos pensar. Somos capaces de mucho más de lo que creemos.
Queen Latifah
Las gentes a las que el lenguaje no les sirve para nada más que para comunicarse son las que hablan de un modo más ininteligible.
Karl Kraus
El que niega el progreso es un impío; el que niega el progreso niega la providencia, pues providencia y progreso son la misma cosa, y el progreso no es más que uno de los nombres humanos del Dios Eterno.
Victor Hugo
El peligro del éxito es que nos hace olvidar la terrible injusticia del mundo.
Jules Renard