El mundo es tan de los vivos, y tan poco en verdad de los muertos -aunque permanezcan en la tierra todos y sin duda son muchos más-, que aquéllos tienden a pensar que la muerte de alguien querido es algo que les ha pasado a ellos más que al difunto, que es a quien de verdad le pasó.
Javier Marías

Frases de Javier Marías - El mundo es tan de los vivos, y tan poco en verdad de los muertos -aunque permanezcan en la tierra todos y sin duda son muchos más-, que aquéllos tienden a pensar que la muerte de alguien querido es algo que les ha pasado a ellos más que al difunto, que es a quien de verdad le pasó.

Más Frases


El problema de conocer al hombre es paralelo al problema religioso de conocer a Dios
Erich Fromm
Para purgarse de la propia infelicidad, el público se convierte en un espectador sediento de sangre, y cada uno saca de la violencia el bálsamo de la piedad, la atracción del sadismo o el remedio del dolor.
Manuel Vicent
La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo.
Michel de Montaigne
No soy más que una pequeña parte de una gran masa de carne humana… de una masa encerrada tras la alambrada de espinas, agolpada en unos cuantos barracones de tierra. Una masa de la cual día tras día va descomponiéndose un porcentaje porque ya no tiene vida.
Viktor Frankl
Yo no aspiro a nada, ni siquiera a ser ujier del Ministerio de cultura, y los gobernantes me importan muy poco
Antonio Gala
El tiempo es como el viento, arrastra lo liviano y deja lo que pesa.
Doménico Cieri Estrada
Lo único que yo sé es que pinto porque tengo la necesidad de hacerlo, pinto siempre lo que me pasa por la cabeza sin ninguna otra consideración
Frida Kahlo
Leer, leer, leer todo, clásicos, desconocidos, buenos, malos, ver cómo escriben, leer y absorberlo. Luego escriba. Si es bueno lo conservas, sino lo tiras por la ventana.
William Faulkner
FÍGARO- ¡Si podríais ser mi madre!
Pierre-Augustin de Beaumarchais
Existe más de un sueño en cada vida. Tal vez existan tantos como años. Para mí el último es: <>. Creo que es el más largo y el menos realizable
Maurice Maeterlinck