¡Cómo me horroricé al verme reflejado en el estanque transparente! En un principio salté hacia atrás aterrado, incapaz de creer que era mi propia imagen la que aquel espejo me devolvía.
Mary Shelley

Frases de Mary Shelley - ¡Cómo me horroricé al verme reflejado en el estanque transparente! En un principio salté hacia atrás aterrado, incapaz de creer que era mi propia imagen la que aquel espejo me devolvía.

Más Frases


Es el mejor de los buenos quien sabe que en esta vida todo es cuestión de medida: un poco más, algo menos
Antonio Machado
Meine Sätze erläutern dadurch, daß sie der, welcher mich versteht, am Ende als unsinnig erkennt, wenn er durch sie -auf ihnen- über sie hinausgestigen ist.
Ludwig Wittgenstein
¡Prefiero no tener descendencia! Mi oscuro apellido se apagará conmigo y el mundo seguirá su camino igual que si dejara algún descendiente ilustre. Me gusta la idea de la nada absoluta. Axioma: es la vida la que nos consuela de la muerte y es la muerte la que nos consuela de la vida.
Gustave Flaubert
La belleza del hombre está o en la sonoridad, o en el significado.
Aristóteles
El conocimiento deja de ser el espejo mental del Universo para convertirse en un simple instrumento para manipular la materia.
Bertrand Russell
La historia del siglo XX es la historia de las utopías convertidas en campos de concentración
Octavio Paz
En el verdadero amor, el alma oculta al cuerpo.
Friedrich Nietzsche
La perseverancia marca la diferencia entre el fracaso y el éxito.
Anónimo
Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir. Antes que nada soy partidario de vivir
Joan Manuel Serrat
Si le quieres enseñar algo a un perro, lo primero que tienes que hacer es saber más que el perro.
Roberto Gomez Bolaños