Para borrar nuestras faltas a los ojos de los hombres son precisos torrentes de sangre; pero ante Dios una sola lágrima basta.
François-René de Chateaubriand

Frases de François-René de Chateaubriand - Para borrar nuestras faltas a los ojos de los hombres son precisos torrentes de sangre; pero ante Dios una sola lágrima basta.

Más Frases


La habilidad moderna no consiste en esconder la emoción, sino en afectarla.
Gilbert Keith Chesterton
Una cosa es saber y otra saber enseñar.
Cicerón
No es el poder lo que salva sino el amor. Éste es el distintivo de Dios: él mismo es amor. El mundo es redimido por la paciencia de Dios; Y destruido por la impaciencia de los hombres.
Benedicto XVI
El cataclismo será predicado, mas nadie creerá pero llegará. Humanidad vencida
Benjamín Solari Parravicini
Creo que una religión es tan buena como cualquier otra. No hay ninguna en la que no se pueda convertir uno en un sabio, y ninguna en la que no se pueda cometer el más estúpido fetichismo.
Hermann Hesse
No es suficiente que un hombre tenga el deseo de matar para que la muerte se transforme en un valor.
Publilio Siro
Cosas muchas han cambiado si de crio le tenia miedo a la pasma y ahora les tengo asco
Kase.O
Es posible que a veces descuidara mi aspecto o la forma de expresarme, pero estaba seguro de que mi corazón era más noble que el de esos sinvergüenzas.
Natsume Soseki
Dios ha muerto. Parece que lo mataron los hombres.
Friedrich Nietzsche
..., a saber, que la naturaleza o Dios es un ser del que se predican infinitos atributos y que contiene en sí todas las esencias de las cosas creadas, es necesario que de todo eso surja en el pensamiento una idea infinita, que contenga en sí objetivamente toda la naturaleza, tal como es realmente en sí.
Baruch Spinoza