Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, e insoportablemente presumidos cuando no lo son.
Oscar Wilde

Frases de Oscar Wilde - Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, e insoportablemente presumidos cuando no lo son.

Más Frases


Al oír la sirena parece que el barco se suena la nariz.
Ramón Gómez de la Serna
... creyeron que su reinado era el reino de Dios y que sólo ellos eran hijos de Dios, mientras que las otras naciones eran enemigos de Dios, hacia las que sentían el odio más violento...
Baruch Spinoza
Hay que dejar que las espintas de las dificultades ciñan nuestra cabeza y que la lanzada de la contradicción traspase nuestro corazón. Beber la hiel y tragar el vinagre... puesto que Dios así lo quiere
Francisco de Sales
En 25 años habrá uno de estos en todas las casas (en referencia a la PC)
Bill Gates
Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas.
George Bernard Shaw
En efecto, durante años, los lideres mencheviques habían afirmado que la revolución burguesa no podía llevar a cabo sino las aspiraciones de la burguesía, que la socialdemocracia no podía asumir las tareas de la democracia burguesa y deberia, sin dejar de impulsar a la burguesía hacia la izquierda.
León Trotski
La moral no consiste sólo en ser bueno, sino en ser bueno para cualquier cosa
Henry David Thoreau
Nada hace a un hombre tan cínico como un gran amor no compartido
André Maurois
Si un amigo te revela una falta tuya, ten siempre por seguro que no te la revelará totalmente
Thomas Fuller
La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos
Karl Marx