Somos deudores de nuestra muerte y de la muerte de nuestras cosas
Horacio

Frases de Horacio - Somos deudores de nuestra muerte y de la muerte de nuestras cosas

Más Frases


Me puse a consolarla, a buscar razones que explicaran la ausencia de él, a ofrecer argumentos y pruebas. Nadie era tan fácil de engañar como ella entonces, porque en momentos así todos escuchamos con alegría cualquier palabra de consuelo y nos contentamos con una sombra de justificación.
Fiódor Dostoyevski
El agua demasiado pura no tiene peces.
Proverbio Chino
¿Alguna vez has enterrado la nariz en un monte de rizos, deseando quedarte dormido ahí, para siempre?- (en Perfume de mujer).
Al Pacino
Cuando hables de Dios o de sus atributos, hazlo con toda seriedad y reverencia.
George Washington
La Movida nunca tuvo teléfono, pero sí tuvo señales de humo para comunicarse unánimes el concierto de los Ramones o aquella noche alucinada de los Rolling, cuando nos flipábamos chupando el desodorante del sobaco de las chais, que eso coloca.
Francisco Umbral
No hay que creer exageradamente en la felicidad. Sobre todo cuando se es de buena raza. No se consiguen más que decepciones.
Jean Anouilh
¿Es sucio el sexo? Sólo cuando se hace bien.
Woody Allen
Nosotros exigimos que nuestros hombres hagan lo que se les diga. Nuestra organización es tan especializada y todas sus partes dependen de las otras de tal modo que es imposible pensar en dejar a nuestros obreros hacer lo que quieran. Sin la más rigurosa disciplina llegaríamos a la confusión más extrema.
Henry Ford
Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices
Paulo Coelho
Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta
John Lennon