De la ceniza que cabe en cada muerte nace el pájaro, y la voz surge con su desobediencia plena de las leyes. Y esta mortalidad que se acuna en la mano nos ahonda en el barro mientras nos resucita.
Beatriz Villacañas

Frases de Beatriz Villacañas - De la ceniza que cabe en cada muerte nace el pájaro, y la voz surge con su desobediencia plena de las leyes. Y esta mortalidad que se acuna en la mano nos ahonda en el barro mientras nos resucita.

Más Frases


Cuando tengo una estaca en la mano y un revólver en el bolsillo, no lo tengo miedo a nadie. Soy fuerte como si estuviera sólo y precisamente porque lo estoy.
Benito Mussolini
El único temor que me gustaría que sintieras frente a un cambio es el de ser incapaz de cambiar con él; creerte atado a lo muerto, seguir con lo anterior, permanecer igual
Jorge Bucay
Es más necesario estudiar a los hombres que a los libros.
François de La Rochefoucauld
Todos tenemos derecho a nuestros sueños locos
Soichiro Honda
La virtud y la inteligencia pertenecen a los seres humanos como individuos que asocian libremente con otros individuos en pequeños grupos. Otro tanto sucede con el pecado y la estupidez.
Aldous Huxley
Pues, aunque existente por sí mismo, ser causa de todas las cosas, bien supremo, eterno e inmutable, etc. sólo son propios de Dios, no podemos saber, sin embargo, mediante esos propios, qué ser es ése, al que pertenecen esos propios, ni qué atributos tiene.
Baruch Spinoza
(I). Los dos protagonistas del diálogo son Sofía y Saulino. Sofía es la sabiduría humana, mundana, mediante la cual el hombre accede a la sabiduría superior o supramundana que es la providencia y verdad misma, en suma: la divinidad en la medida en qué es accesible el entendimiento humano.
Giordano Bruno
Si yo fuese como una roca y no como una nube, mi pensar, que es como el viento, me abandonaría.
Antonio Porchia
La gente ha dicho cosas sobre mí, y escribió y me criticó las cosas en el pasado, pero va por un oído y sale por el otro.
Floyd Mayweather
¿Sabes cómo la gente comienza a parecerse a sus perros? Bueno, estamos empezando a parecernos.
John Lennon