Las almas grandes siempre están dispuestas a hacer una virtud de una desgracia
Honoré de Balzac

Frases de Honoré de Balzac - Las almas grandes siempre están dispuestas a hacer una virtud de una desgracia