Creo que la carrera tiene de todo. Creo que tiene dificultad, tiene alegría, tiene emoción, que incluso tiene la muerte
Lance Armstrong

Frases de Lance Armstrong - Creo que la carrera tiene de todo. Creo que tiene dificultad, tiene alegría, tiene emoción, que incluso tiene la muerte

Más Frases


Los hombres más capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido; y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él.
José Ortega y Gasset
Hasta el presente, las clases sociales dominantes fueron minorías y, consecuentemente, de su victoria no resultó la emancipación total de la sociedad, sino la imposición del poder de una minoría.
Felipe González
Todos los hombres han sido creados para llevar adelante una civilización en continuo progreso.
Bahá'u'lláh
Veo al novelista como a una combinación de detector de metales y orfebre. El novelista debe descubrir el potencial, la mina de oro, del alma del hombre, debe extraer el oro y entonces crear una corona tan magnífica como su habilidad y su visión se lo permitan.
Ayn Rand
Creo en el cristianismo como creo que el Sol ha salido. No sólo porque lo vea sino porque gracias a eso puedo ver todo lo demás
C. S. Lewis
La mayoría de conjuntos de valores darían lugar a universos que, a pesar de poder ser muy bellos, no contendrían a nadie capaz de asombrarse de esa belleza
Stephen Hawking
Celebramos hoy, no la victoria de un partido, sino un acto de libertad -simbólico tanto de un final como de un comienzo- que significa una renovación a la par que un cambio.
John F. Kennedy
Tan malo es no creer a nadie como creer a todos.
Publilio Siro
Los cinco colores ciegan al hombre. Los cinco sonidos ensordecen al hombre. Los cinco sabores embotan al hombre. La carrera y la caza ofuscan al hombre. Los tesoros corrompen al hombre
Lao-Tse
¿Cómo reconocer una obra de arte? ¿Cómo separarla, aunque sólo sea un momento, de su aparato crítico, de sus exégetas, de sus incansables plagiarios, de sus ninguneadores, de su final destino de soledad? Es fácil. Hay que traducirla.
Roberto Bolaño