En 1978 quedó claro que las nacionalidades y regiones eran el punto de llegada y no un pistoletazo de salida en una subasta insensata para ver quién es más nación.
José María Aznar

Frases de José María Aznar - En 1978 quedó claro que las nacionalidades y regiones eran el punto de llegada y no un pistoletazo de salida en una subasta insensata para ver quién es más nación.

Más Frases


Porque yo veo claramente que sólo hay un Uno, el cual existe por sí mismo y es el sujeto de todos los demás atributos.
Baruch Spinoza
Solicita con fines poco serios señora aficionada al adulterio
Joaquín Sabina
La juventud es feliz porque es ciega: esta ceguedad es su grandeza: esta inexperiencia es su sublime confianza. ¡Cuán hermosa generación la de los jóvenes activos!
José Martí
Sería mi suposición de que Madonna no es una mujer muy feliz. Desde mi propia experiencia, después de haber pasado por cambios personales así, tener esa necesidad de ser el centro de atención no es un lugar agradable para estar.
David Bowie
Hay historias ratificadas de marineros que, creyendo que iban a morir ahogados, se han visto empujados hasta la superficie y sostenidos allí por grupos de delfines. Es una forma característica de estos cetáceos de ayudarse mutuamente.
Yann Martel
Mi libertad es el derecho de hacer lo que las leyes me permiten.
Montesquieu
Que cada cual siga su inclinación, pues las inclinaciones suelen ser rayas o vías trazadas por un dedo muy alto, y nadie, por mucho que sepa sabe más que el destino.
Benito Pérez Galdós
En la vida ocurre lo que en el ajedrez. Trazamos un plan, pero ese plan está condicionado por lo que quiera hacer, en el ajedrez, el adversario, y en la vida, el destino. Las modificaciones que el plan sufre con ello son casi siempre tan grandes que en su ejecución apenas resulta ya reconocible en algunos de sus rasgos básicos
Arthur Schopenhauer
Me he dado cuenta de que a menudo, los corazones de los hombres no son tan malos como sus actos, y casi nunca como la maldad de sus palabras
J. R. R. Tolkien
La sonrisa es la belleza, lo que la sal es a los alimentos.
Carlo Dossi