La mente inglesa está siempre enfurecida. La inteligencia de la raza se desperdicia en sórdidas y estúpidas batallas entre políticos de segunda y teólogos de tercera...Estamos dominados por fanáticos, cuyo peor vicio es la sinceridad.
Oscar Wilde

Frases de Oscar Wilde - La mente inglesa está siempre enfurecida. La inteligencia de la raza se desperdicia en sórdidas y estúpidas batallas entre políticos de segunda y teólogos de tercera...Estamos dominados por fanáticos, cuyo peor vicio es la sinceridad.