Me percaté entonces de que la alegría es un estado del alma y no una cualidad de las cosas; que las cosas en sí mismas no son alegres ni tristes, sino que se limitan a reflejar el tono con que nosotros las envolvemos
Miguel Delibes

Frases de Miguel Delibes - Me percaté entonces de que la alegría es un estado del alma y no una cualidad de las cosas; que las cosas en sí mismas no son alegres ni tristes, sino que se limitan a reflejar el tono con que nosotros las envolvemos

Más Frases


En una guerra los tres enemigos del soldado son el frío, los piojos y el enemigo. Por este orden.
George Orwell
Deja el asunto de la religión para el altar familiar, la iglesia y la escuela privada, apoyada en su totalidad por las contribuciones privadas. Mantenga la iglesia y el estado siempre por separado.
Ulysses S. Grant
Todos los aeropuertos se han convertido en campamentos armados. ¡Es necesario que te cacheen antes de que puedas visitar a tu madre moribunda!
Morris West
La humanidad se toma a sí misma demasiado en serio. Este y no otro es el pecado original.
Oscar Wilde
¿Quién sabe si dedicados algún tiempo a la meditación psicológica, descubriríamos ¡oh grata sorpresa! que la vida exterior que hoy arrastra nuestro país no tiene nada que ver con su vida íntima, inexplorada?
Ángel Ganivet
Yo no soy vegetariano, pero como animales que sí lo son
Groucho Marx
A los quince los cuerdos de atar me cortaron las alas.
Joaquín Sabina
La amistad es una cantina a cuenta de dulzura sobre los rigores de la vida.
Stendhal
Mi educación está basada en la física y la economía, ya que crecí en un entorno de ingeniería, ya que mi padre es ingeniero electromecánico. Cuando pedía alguna explicación, me daba las razones de por qué y cómo funcionaban las cosas. Además, hice modelos de cohetes ya que en Sudáfrica no existían los prefabricados.
Elon Musk
Estoy absolutamente convencido que ninguna riqueza del mundo puede ayudar a que progrese la humanidad. El mundo necesita paz permanente y buena voluntad perdurable.
Albert Einstein