Cuando lo descubrí fue un deslumbramiento asombroso. Me gusta el caos, no la disciplina, y él era el profeta del caos... Él empezó a hablar de otras cosas, metió la literatura en el rock. Me ha alimentado y me sigue alimentando. (Sobre Bob Dylan)
Joaquín Sabina

Frases de Joaquín Sabina - Cuando lo descubrí fue un deslumbramiento asombroso. Me gusta el caos, no la disciplina, y él era el profeta del caos... Él empezó a hablar de otras cosas, metió la literatura en el rock. Me ha alimentado y me sigue alimentando. (Sobre Bob Dylan)

Más Frases


Pero llega un momento en que se torna principal obstacálulo para la victoria este hábito de considerar más poderoso al adversario.
León Trotski
Quiero que la concentración y el romance, y los mundos todos pegados, fundido, brillante: no tienen tiempo para perder más en prosa.
Virginia Woolf
Sólo puede ser intrépido quien conoce el miedo pero lo supera; quien ve el abismo con orgullo. Quien ve el abismo con ojos de águila; quien con garras de águila se aferra al abismo; ése tiene valor.
Friedrich Nietzsche
Tranquilos muchachos, los derrotados somos invencibles.
Andrés Rábago García
El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas
Bertolt Brecht
De los males de la vida nos consolamos con la muerte, y de la muerte, con los males de la vida.
Arthur Schopenhauer
La desobediencia, a los ojos de cualquiera que haya leído la historia, es la virtud original del hombre. El progreso ha llegado por la desobediencia, por la desobediencia y la rebelión.
Oscar Wilde
Pero ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma?
Milan Kundera
Nuestras dudas son traidores que muchas veces nos hacen perder el bien que podríamos ganar si no temiéramos buscarlo.
William Shakespeare
Yo regalo tabaco y les digo que es veneno. Les digo: si te gusta fúmalo y voluntariamente te puedes suicidar o hacer lo que quieras con tu salud, pero lo mejor que haces con esa caja de puros es regalarla al enemigo.
Fidel Castro