Para que el bienestar se transforme en realidad, se necesita que el capital deje de ser considerado como propiedad privada del acaparador. El instrumento de producción debe ser la propiedad común para que el espíritu colectivo saque los máximos beneficios para todos.
Piotr Kropotkin

Frases de Piotr Kropotkin - Para que el bienestar se transforme en realidad, se necesita que el capital deje de ser considerado como propiedad privada del acaparador. El instrumento de producción debe ser la propiedad común para que el espíritu colectivo saque los máximos beneficios para todos.

Más Frases


Creo que las cosas preocupantes están llevando a cabo en Inglaterra - una apatía real.
Alan Rickman
El pan se parte con las manos pero se reparte con el corazón
Xhelazz
El dinero no te hará feliz por si mismo, pero todo el mundo lo quiere descubrir por si mismo.
Zig Ziglar
El mejor predicador es el tiempo, que nos hace llegar a tener aquellos mismos pensamientos que las personas de más edad trataron ante en vano de meternos en la cabeza.
Jonathan Swift
Los ideales que iluminan mi camino y una y otra vez me han dado coraje para enfrentar la vida con alegría han sido: la amabilidad, la belleza y la verdad.
Albert Einstein
A las mujeres les gusta sobre todo salvar a quien las pierde.
Victor Hugo
(I). Los dos protagonistas del diálogo son Sofía y Saulino. Sofía es la sabiduría humana, mundana, mediante la cual el hombre accede a la sabiduría superior o supramundana que es la providencia y verdad misma, en suma: la divinidad en la medida en qué es accesible el entendimiento humano.
Giordano Bruno
El amante más dispuesto a arrostrar los peligros, es el preferido siempre. En el paseo, en la iglesia, en el teatro, las españolas hablan con los ojos a quien quieren; poseen este seductor lenguaje a la perfección.
Giacomo Casanova
A pesar de que es malo; peor es silenciarlo, pues todas las verdades silenciadas acaban por destilar veneno.
Friedrich Nietzsche
Es una especie de obediencia muy agradable a los ojos de Dios no desear dispensas sin mucha necesidad.
Francisco de Sales