No te mezcles en la sonora lucha y el vaivén de las gentes, para que no te contamines de locura o vanidad.
Luis Alberto Costales

Frases de Luis Alberto Costales - No te mezcles en la sonora lucha y el vaivén de las gentes, para que no te contamines de locura o vanidad.

Más Frases


No son las películas de más calidad lo que puede hacer cambiar el gusto del público, sino únicamente un cambio en las condiciones de vida.
Bertolt Brecht
Si el necio persistiera en su necedad se volvería sabio.
William Blake
Puedes tenerlo todo en el mundo y seguir siendo el hombre más solitario, y ese es el tipo más amargo de soledad. El éxito me ha traído la idolatría del mundo y millones de libras, pero me ha impedido tener la única cosa que todos necesitamos: una relación amorosa duradera
Freddie Mercury
Todas las palabras fueron alguna vez un neologismo.
Jorge Luis Borges
Cuando el ser humano examina la religión desde un punto de vista crítico y en lugar de obediencia y temor ciego busca convicciones basadas en la razón, esa condición no puede mantenerse mucho tiempo. La contradicción interna es una sentencia de muerte para toda ética, un gusano que roe la energía del hombre
Piotr Kropotkin
Para mí este territorio es territorio de paso, pero se trata de un paso lo bastante dilatado para que deba procurarme lo que se llama un amor mientras estoy aquí.
Javier Marías
En algunos casos las costumbres impuestas, por si solas, han bastado para producir cambios mentales hereditarios; en otros, las costumbres impuestas no han hecho nada, y todo ha sido resultado de la selección continuada, tanto metódica como inconsciente; pero en la mayor parte de los casos han concurrido probablemente la costumbre y la selección.
Charles Darwin
La vida es un juego de azar. Puedes salir herido, pero las personas mueren en accidentes de avión, pierden sus brazos y piernas en los accidentes de tráfico, la gente muere todos los días. Lo mismo con los combatientes: unos mueren, otros se lastiman, algunos van en. Usted simplemente no dejas creen que va a pasar a usted.
Muhammad Alí
La verdad es que este país está gobernado por una colección de tontos
Antonio Gala
Los deseos conducen a la permanente preocupación y decepción, ya que todo lo que se desea de este mundo es miserable y corrupto.
Marco Aurelio