Algunas cosas se hacen tan nuestras que las olvidamos.
Antonio Porchia

Frases de Antonio Porchia - Algunas cosas se hacen tan nuestras que las olvidamos.

Más Frases


Cuando anuncian por el altavoz que se ha perdido un niño, siempre pienso que ese niño soy yo.
Ramón Gómez de la Serna
Los pueblos viven sobre todo de esperanzas. Sus revoluciones tiene por objeto sustituir con esperanzas nuevas las antiguas que perdieron su fuerza.
Gustave Le Bon
Sería el barro negro de las Injurias y de las Cambroneras, que ahogaría a los ricos, la venganza justa contra las clases directoras, que hacían del Estado una policía para salvar sus intereses, obtenidos por el robo y la explotación, que hacían del Estado un medio de calmar a tiros el hambre de los desesperados.
Pío Baroja
La avaricia es un pozo sin fondo que agota a la persona en un esfuerzo interminable por satisfacer sus necesidades, sin llegar nunca a conseguirlo
Erich Fromm
La sola idea de que una cosa cruel pueda ser útil es ya de por sí inmoral.
Cicerón
En el sentimiento del amor existe algo singular capaz de resolver todas las contradicciones de la vida y de dar al hombre aquella felicidad total cuya consecución es el fin de la vida
León Tolstoi
Para creer, hay que sentir la necesidad de creer
Chavela Vargas
Nunca estarás solo, Brunettino mío; todas mis noches son tuyas. Tengo mucho que contarte, todo lo que te conviene saber; lo que yo tardé en aprender, pues tengo la cabeza dura, y hasta lo que no he sabido hasta ahora contigo.
José Luis Sampedro
Quien renuncia a luchar en un mundo cuya ley es una lucha constante, no merece vivir
Adolf Hitler
El matrimonio es un 97 por 100 de conversación.
Oscar Wilde