Yo creía que el odio que sentía era mío, hasta que descubrí que procedía de los auriculares.
Andrés Rábago García

Frases de Andrés Rábago García - Yo creía que el odio que sentía era mío, hasta que descubrí que procedía de los auriculares.

Más Frases


La monogamia es como estar obligado a comer papas fritas todos los días.
Henry Miller
¿De qué te sirve meterte a definir la felicidad si no logra uno con ello ser feliz?
Miguel de Unamuno
¿Puede alguien recordar el amor? Es como querer conjugar el aroma de las rosas en un sótano. Podrías ver la rosa, pero el perfume, jamás. Y es esa la verdad de las cosas ¿no te parece? Su perfume.
Arthur Miller
¿Estupidez? ¿Ingenuidad? ¿Política?... Seamos argentinos, gritan algunos... Sin advertir que la nacionalidad es algo tan fatal como la conformación de nuestro esqueleto.
Oliverio Girondo
La mayor parte de los errores de los médicos proviene no de malos raciocinios basados en hechos bien estudiados, sino de raciocinios bien establecidos basados en hechos mal observados.
Blaise Pascal
Cada hombre contiene varios hombres en su interior, y la mayoría de nosotros saltamos de uno a otro sin saber jamás quiénes somos.
Paul Auster
Nada tiene más éxito que el éxito.
Charles Maurice de Talleyrand
No considere a los colectivistas como idealistas sinceros pero engañados. La propuesta de esclavizar a algunos hombres por el bien de otros no es un ideal; la brutalidad no es idealista, no importa cuál sea su propósito. Nunca diga que el deseo de hacer bien por la fuerza es un buen motivo. Ni la impetuosidad ni la estupidez son buenos motivos.
Ayn Rand
Arréglese al estado como se conduce a la familia, con autoridad, competencia y buen ejemplo.
Confucio
El tiempo es justiciero y pone cada cosa en su lugar
Voltaire