De los innumerables escalones que conducen a mi corazón él subió tan sólo quizás dos o tres.
Akiko Yosano

Frases de Akiko Yosano - De los innumerables escalones que conducen a mi corazón él subió tan sólo quizás dos o tres.

Más Frases


Hay que dormirse arriba en la luz. Hay que estar despierto abajo en la oscuridad. Arriba en la luz, el corazón se abandona, se entrega. Se recoge.(...) pues se ha llegado allí, a esa luz, sin forzar ninguna puerta y aún sin abrirla, sin haber atravesado dinteles de luz y de sombra, sin esfuerzo y sin protección
María Zambrano
Aunque me gustaría, probablemente no puedo dar una buena razón para justificar que la vida merece la pena, pero si alguien entrara ahora mismo en este cuarto con una escopeta, mi reacción natural, como la de cualquiera de nosotros, será aferrarme a la vida y ponerme a cubierto.
Woody Allen
Mis contradicciones son: la discusión entre cojones, mente y corazón.
Nach
La verdadera felicidad no consiste en encontrar nuevas tierras, sino en ver con otros ojos.
Marcel Proust
La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.
Albert Einstein
La moral no consiste sólo en ser bueno, sino en ser bueno para cualquier cosa
Henry David Thoreau
Un abogado con su maletín puede robar más que cien hombres con pistolas.
Mario Puzo
Porque la tortuga tiene los pies seguros, ¿es ésta una razón para cortar las alas al águila?
Edgar Allan Poe
La ciencia no tiene nada de malo. Entre el aire acondicionado y el Papa prefiero el aire acondicionado
Woody Allen
La belleza artística no consiste en representar una cosa bella, sino en la bella representación de una cosa
Immanuel Kant