Mi misión es ayudar a comprender cuánto se parecen los chimpancés y muchos otros animales a nosotros, y explicar que tienen sentimientos muy parecidos. Es nuestra responsabilidad cuidarlos y protegerlos. Creo que esto se entiende mejor que hablar en términos de derechos.
Jane Goodall

Frases de Jane Goodall - Mi misión es ayudar a comprender cuánto se parecen los chimpancés y muchos otros animales a nosotros, y explicar que tienen sentimientos muy parecidos. Es nuestra responsabilidad cuidarlos y protegerlos. Creo que esto se entiende mejor que hablar en términos de derechos.

Más Frases


Si nadie se acuerda de ti, no existes
Carlos Ruiz Zafón
Socialismo significa la elevación y purificación de la conciencia individual, y su implantanción será el resultado de una larga serie de esfuerzos. Todos, en realidad, desde el profesional al obrero, pueden poner una piedra en este edificio, realizando un acto socialista todos los días y preparando así el derrocamiento de la sociedad existente
Benito Mussolini
El aborto es defendido por gente que ya ha nacido
Ronald Reagan
Trabajando, he conseguido ascender desde la nada hasta la pobreza más extrema.
Groucho Marx
La ciencia es una sola luz, e iluminar con ella cualquier parte, es iluminar con ella el mundo entero.
Isaac Asimov
¿Por qué es tan cruel el amor? que no me deja olvidar, que me prohibe pensar, que me ata y desata y luego de a poco me mata
Ricardo Arjona
El mundo me desasosiega, y no puedo concebir que este reloj exista sin relojero.
Voltaire
La diplomacia soviética es una diplomacia proletaria, una diplomacia bolchevique; que aprovecha todas las contradicciones de los países imperialistas para ahondar sus disidencias y fortalecer el movimiento revolucionario internacional.
José Díaz Ramos
Sabemos tantas cosas, que la aritmética es falsa, que uno más uno no siempre son uno sino dos o ninguno, nos sobra tiempo para hojear el álbum de agujeros, de ventanas cerradas, de cartas sin voz y sin perfume
Julio Cortázar
El espíritu del virtuoso es como un espejo. Te miras en él y puedes peinarte.
Roberto Fontanarrosa