Hay que educar a la gente. No basta saber que a la tía María le fue bien con el acupunturista o con el homeópata, porque el efecto placebo siempre está en la cabecera de los enfermos. Y no sólo de los enfermos, sino también de los votantes.
Mario Bunge

Frases de Mario Bunge - Hay que educar a la gente. No basta saber que a la tía María le fue bien con el acupunturista o con el homeópata, porque el efecto placebo siempre está en la cabecera de los enfermos. Y no sólo de los enfermos, sino también de los votantes.

Más Frases


Una de las sorpresas más agradables que podemos encontrar al comprometernos totalmente con algún proyecto específico es que surgen fuerzas y oportunidades que no hubiéramos imaginado hasta entonces.
Doménico Cieri Estrada
Si no sientes vergüenza, haz lo que quieras
Mahoma
¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad.
Jorge Luis Borges
No siempre es la multitud la poseedora de la verdad absoluta.
André Maurois
Nunca le he atribuido a la naturaleza un propósito ni una meta, ni nada que pueda entenderse como antropomórfico.
Albert Einstein
En cambio hoy el Estado aparece, cada vez más claramente, como el Estado gestor en todos los terrenos, y particularmente en el de la economía.
Santiago Carrillo
El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan.
Salvador Dalí
Cuando nos hayamos organizado bajo estos severos preceptos morales, y hayamos tomado el puesto que nos está señalado en la marcha del mundo, recién entonces podremos experimentar la dulce y retempladora melancolía que produce la conciencia del deber cumplido en su más alto concepto.
Leandro Alem
Confórmate con tu suerte, es el secreto de la dicha.
Esopo
Recuerdo perfectamente el instante en que me quedé dormido. Como si un simio gigante gris entrara de repente en la habitación con un martillo en las manos y me golpeara con todas sus fuerzas en la parte posterior de la cabeza.
Haruki Murakami