Si queremos trepar debemos asirnos a las ramas y no a las flores.
Anónimo

Frases de Anónimo - Si queremos trepar debemos asirnos a las ramas y no a las flores.

Más Frases


Cuando llegue el momento, quiero morir en la cocina. Sola en un lugar frío, o junto a alguien en un lugar cálido, me gustaría ver claramente mi muerte sin sentir miedo. Creo que me gustaría que fuese en la cocina.
Banana Yoshimoto
Originalmente, el teatro era mi vida. Era lo que supuse que me dedico a hacer mi vida laboral - si tenía suerte. Luego vino de largo las películas.
Alan Rickman
Lo que en algunos se llama libertad, en otros se conoce como libertinaje.
Quintiliano
Suprimir el beneficio significa también anular la moneda como instrumento de cambio y medida de valor sustiyéndola por los bonos de trabajo.
Felipe González
Verdad es que para construir el futuro es imprescindible cimentar el presente. Pero no es menos cierto que sólo edificando el presente con visión de futuro será útil lo que hagamos, no sólo para salir del paso ahora, sino para preparar el camino que habremos de recorrer en el porvenir
Anónimo
A orillas del amor, del mar, de la mañana, en la arena caliente, temblante de blancura, cada uno es un fruto madurando su muerte.
Idea Vilariño
La juventud es así, establece los propios limites sin preguntar si el cuerpo es capaz de soportarlos. Y el cuerpo siempre lo es
Paulo Coelho
La noche negra lo confundía todo y apenas discerníamos las crestas de las olas asesinas, excepto cuando los relámpagos creaban un breve mediodía y se bebían la tiniebla, mostrándonos el peligro que nos acechaba, antes de devolvernos a una oscuridad duplicada.
Mary Shelley
Las clases luchan, unas clases salen victoriosas, otras quedan eliminadas. Así es la historia, así es la historia de la civilización de los últimos milenios. Interpretar la historia desde este punto de vista es materialismo histórico; sostener el punto de vista opuesto es idealismo histórico.
Mao Zedong
¡No les concedas una lágrima! ¡Las lágrimas les placen! ¡Muestra tu honor, ahora, muestra un corazón de piedra y húndelos con él!
Arthur Miller