O hagan el árbol excelente y su fruto excelente, o hagan el árbol podrido y su fruto podrido; porque por su fruto se conoce el árbol. Prole de víboras, ¿cómo pueden hablar cosas buenas cuando son inicuos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca
Jesús de Nazaret

Frases de Jesús de Nazaret - O hagan el árbol excelente y su fruto excelente, o hagan el árbol podrido y su fruto podrido; porque por su fruto se conoce el árbol. Prole de víboras, ¿cómo pueden hablar cosas buenas cuando son inicuos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca

Más Frases


En medio de la insoportable algarabía del mundo el estilo literario más profundo es el silencio.
Manuel Vicent
Para un buen general, la suerte no tiene importancia.
Tito Livio
La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo.
Voltaire
Ha llegado la hora de la mujer argentina, integramente mujer en el goce paralelo de deberes y derechos comunes a todo ser humano que trabaja, y ha muerto la hora de la mujer compañera ocasional y colaboradora ínfima
Eva Perón
Todo esto hace del tango un baile introvertido y aun introspectivo: un pensamiento triste que se baila.
Ernesto Sabato
¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino uno solo, Dios
Jesús de Nazaret
Maldito Pedro Jota. Me copiaste mi peinado, me plagiaste los tirantes, y ahora quieres imitarme en lo que me da de comer: meterme con Mariano Rajoy. ¡Pues no te lo voy a permitir!
José Miguel Monzón Navarro
Estás pensando –le dijo- que tengo una cara avejentada y cansada. Piensas que hablo de poder y que ni siquiera puedo evitar la decrepitud de mi propio cuerpo. ¿No comprendes Winston, que el individuo es sólo una célula? El cansancio de la célula supone el vigor del organismo. ¿Acaso te mueres al cortarte las uñas?
George Orwell
Si no fuera por el latín, sería probablemente el primero del curso medio, pero me faltan diez puntos para ello
John F. Kennedy
Quisiera ser lágrima para salir de tus ojos y llegar hasta tu boca
Alejandro Sanz