La fortuna de comprender que el suelo sobre el que permaneces no puede ser más grande que los dos pies que lo cubren
Franz Kafka

Frases de Franz Kafka - La fortuna de comprender que el suelo sobre el que permaneces no puede ser más grande que los dos pies que lo cubren