Se va la juventud año tras año; los días de primavera son fugaces y las frágiles flores mueren pronto. El sabio nos advierte que la vida es tan sólo una gota de rocío en una hoja de loto
Rabindranath Tagore

Frases de Rabindranath Tagore - Se va la juventud año tras año; los días de primavera son fugaces y las frágiles flores mueren pronto. El sabio nos advierte que la vida es tan sólo una gota de rocío en una hoja de loto

Más Frases


Es bueno que la gente no conozca el sistema bancario y monetario, si no habría una revolución mañana por la mañana
Henry Ford
Quien toma bienes de los pobres es un asesino de la caridad. Quien a ellos ayuda, es un virtuoso de la justicia.
Agustín de Hipona
Digámoslo desde el principio: no hay gran literatura erótica, lo que hay es erotismo en grandes obras literarias.
Mario Vargas Llosa
El que exhorta al joven a una buena vida y al viejo a una buena muerte es un insensato, no sólo por las cosas agradables que la vida comporta, sino porque la meditación y el arte de vivir y de morir bien son una misma cosa. Y aún es peor quien dice: 'Bello es no haber nacido pero, puesto que nacimos, cruzar cuanto antes las puertas del Hades'.
Epicuro
Hasta que quienes ocupan puestos de responsabilidad no acepten cuestionarse con valentía su modo de administrar el poder y de procurar el bienestar de sus pueblos, será difícil imaginar que se pueda progresar verdaderamente hacia la paz
Juan Pablo II
Dejemos atrás las formas ambiguas que dicen: 'derecho al trabajo' o 'a cada uno el producto íntegro de su labor'. Nosotros proclamamos el derecho al bienestar, el bienestar para todos
Piotr Kropotkin
Cualquiera que haya destruido un prejuicio, un solo prejuicio, es un bienhechor de la humanidad
Nicolas Chamfort
Los teólogos no producen las crisis; simplemente las señalan
Hans Küng
El que cae en pecado es un hombre; el que de ello se duele es un santo; el que se vanagloria es un diablo
Thomas Fuller
El suicidio, lejos de negar la voluntad, la afirma enérgicamente. Pues la negación no consiste en aborrecer el dolor, sino los goces de la vida. El suicida ama la vida; lo único que pasa es que no acepta las condiciones en que se le ofrece.
Arthur Schopenhauer