Tengan los muertos la inmortalidad de la fama, pero sea para los vivos la del amor
Rabindranath Tagore

Frases de Rabindranath Tagore - Tengan los muertos la inmortalidad de la fama, pero sea para los vivos la del amor

Más Frases


El afán de querer olvidarte es mi mayor ímpetu para recordarte
Gabriel García Márquez
Equivocarse es humano, perseverar voluntariamente en el error es diabólico.
Agustín de Hipona
La verdadera maestría trasciende cualquier arte particular. Parte de la maestría de uno mismo, la habilidad, desarrollada a través de la auto-disciplina, estar en calma, tranquilamente atento, y completamente en sintonía con uno mismo y lo que le rodea. Entonces, y solo entonces, una persona puede conocerse a sí mismo.
Bruce Lee
La guerra ha comenzado cuando Hitler lo quería. Pero no terminará hasta que nosotros estemos bien convencidos de que ha recibido lo que merece
Winston Churchill
Las grandes empresas trasnacionales no solo atentan contra los interes genuinos de los países en desarrollo, sino que su acción avasalladora e incontrolada se da también en los paises industrializados donde se asientan
Salvador Allende
Son santos los que luchan hasta el final de su vida: los que siempre se saben levantar después de cada tropiezo, de cada caída, para proseguir valientemente el camino con humildad, con amor, con esperanza.
Josemaría Escrivá de Balaguer
El genio no es planta que brota únicamente en los centros académicos; es flor salvaje que nace en el bosque por sí sola, sin requerir ayuda ajena
Dale Carnegie
El Cielo y la Tierra tienen funciones separadas. El ying y el yang tienen sus raíces escondidas. Conserva cuidadosamente tu cuerpo, y las cosas materiales prosperarán por sí mismas.
Zhuangzi
Por encima de todo está la bondad afectuosa. Así como la luz de la luna ilumina sesenta veces más que la de las estrellas, la bondad afectuosa libera al corazón de una forma sesenta veces más efectiva que todos los demás logros religiosos juntos.
Buda Gautama
Comparo a los enjoyados y ricos nobles con los millones de pobres. Y no tengo más remedio que decir a estos nobles: No habra salvación para la India a menos que os desembaracéis de esas joyas y las depositéis a nombre de todos vuestros compatriotas indios.
Mahatma Gandhi