Estalló la revolución de 1910, como un clamor inmenso de justicia que vivirá siempre en el alma de las naciones como vive la libertad en el corazón de los pueblos para vivificarlos, para redimirlos, para levantarlos de la abyección a la que no puede estar condenada la especie humana
Emiliano Zapata

Frases de Emiliano Zapata - Estalló la revolución de 1910, como un clamor inmenso de justicia que vivirá siempre en el alma de las naciones como vive la libertad en el corazón de los pueblos para vivificarlos, para redimirlos, para levantarlos de la abyección a la que no puede estar condenada la especie humana

Más Frases


El hombre no tiene amigos: los tiene su felicidad
Marlene Dietrich
En ausencia de una responsabilidad rigurosa, florece la incompetencia. Se fomenta y se recompensa la falta de honradez.
Al Gore
Las revoluciones profundas, de largo curso y huella duradera; no las hacen escritores, sino oradores
Adolf Hitler
¡Son tantos los mortales que no pueden digerir la felicidad! La felicidad no es cosa fácilmente digerible; es, más bien, muy indigesta
Miguel de Unamuno
Por norma general, cuanto más talento se tiene, más duda uno de tenerlo. Y a la inversa
Carlos Ruiz Zafón
Mientras me quede algo por hacer, no habré hecho nada
Julio César
La lucha se gana o se pierde lejos de testigos - en la retaguardia, en el gimnasio, y por ahí en el camino, mucho antes de que yo bailo bajo esas luces.
Muhammad Alí
Hay algunos análisis que dicen que, con la implantación de las reformas que se han puesto en marcha, en 2011-2012 España podría ser uno de los países que registre mayor crecimiento en la Unión Europea. Entrevista en la cadena televisiva CNBC. Diciembre 2010.
José Luis Rodríguez Zapatero
La persistencia es muy importante. No debes renunciar al menos que te veas obligado a renunciar.
Elon Musk
El país de las hadas contiene muchas cosas, aparte de los elfos y los trafos, y aparte de los enanos, las brujas, los trolls, los gigantes o los dragones: contienen los mares, el sol, la luna, el cielo y la tierra y todas las cosas que en ella se encuentran: árboles y pájaros, agua y piedra, vino y pan, y nosotros mismos, hombres mortales.
J. R. R. Tolkien