La eficacia de una propaganda política y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. Las doctrinas pueden ser verdaderas o falsas, pueden ser sanas o perniciosas, eso no importa. Si el adoctrinamiento está bien conducido, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea.
Aldous Huxley

Frases de Aldous Huxley - La eficacia de una propaganda política y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. Las doctrinas pueden ser verdaderas o falsas, pueden ser sanas o perniciosas, eso no importa. Si el adoctrinamiento está bien conducido, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea.

Más Frases


En general se suele oponer Europa a España. Pero España es Europa antes que otras muchas naciones. ¿Cómo vamos a entrar en Europa si ya estamos?
Gustavo Bueno
La palabra es tiempo y el silencio eternidad
Maurice Maeterlinck
A cada rato uno naufraga en lagunas educacionales. Cuando hay que detener un taxi uno piensa por qué diablos no enseñan a silbar desde el primer grado. O a desgrasar ollas, salir de un ascensor atascado, cambiar un caucho o llenar un formulario.
Isabel Allende
Es pecado lo que inflige remordimiento.
Cesare Pavese
No somos indios ni europeos, sino una especie media entre los legítimos propietarios del país y los usurpadores españoles: en suma, siendo nosotros americanos por nacimiento y nuestros derechos los de Europa, tenemos que disputar éstos a los del país y que mantenernos en él contra la invasión de los invasores
Simón Bolívar
¿De verdad conoció a Masaoka? Nunca nos conocimos personalmente, pero mantuvimos una estrecha y fructífera relación telepática.
Natsume Soseki
Los que nos hemos dedicado a Dios, nada hemos perdido.
Josemaría Escrivá de Balaguer
¿Cómo podemos esperar que no continúe el problema de la desigualdad, sin una dirigencia política responsable y sin una familia que oriente, dirija y proteja a su prole?
Rubén Blades
Donde falta plata hay cumbia y donde sobra hay punchi.
Pappo
En la victoria lo merecemos, en la derrota lo necesitamos
Marlene Dietrich