Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme
Eduardo Galeano

Frases de Eduardo Galeano - Arránqueme, Señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desdúdeme

Más Frases


Muchas cosas me admiran en este mundo: esto prueba que mi alma debe pertenecer a la clase vulgar, al justo medio de las almas; sólo a las muy superiores, o a las muy estúpidas, les es dado no admirarse de nada.
Mariano José de Larra
Todo Estado es ético en cuanto que una de sus funciones más importantes es la de elevar a la gran masa de población a un determinado nivel cultural y moral, nivel (o tipo) que corresponde a las necesidades de desarrollo de las fuerzas productivas y por lo tanto a los intereses de las clases dominantes.
Antonio Gramsci
La vida feliz y dichosa es el objeto único de toda la filosofía.
Cicerón
Había desaparecido de la faz de mi tierra para siempre.
Javier Marías
Las cuerdas que amarran el respeto de unos por otros son, en general, cuerdas de necesidad.
Blaise Pascal
Después de saber cuándo debemos aprovechar una oportunidad, lo más importante es saber cuándo debemos renunciar a una ventaja.
Benjamín Disraeli
Viviendo cada segundo la primera vez, sabiendo que me quisiste y todo aquello que me diste (Aquello que me diste)
Alejandro Sanz
Las pequeñeces no son lo eterno, y lo demás, todo lo demás, lo breve, lo muy breve.
Antonio Porchia
El varón sólo puede guiar en el nivel teórico, utópico; pero la mujer es aquella que puede realizarlo en la teoría y la práctica a la vez
Horst Matthai Quelle
Cuánto más se aproxima uno al sueño, más se va convirtiendo la leyenda personal en la verdadera razón de vivir.
Paulo Coelho