Me desprendo del abrazo, salgo a la calle. En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la luna. La luna tiene dos noches de edad. Yo, una
Eduardo Galeano

Frases de Eduardo Galeano - Me desprendo del abrazo, salgo a la calle. En el cielo, ya clareando, se dibuja, finita, la luna. La luna tiene dos noches de edad. Yo, una

Más Frases


La felicidad que algunas personas sostienen que se puede lograr exclusivamente a través de la religión es a menudo producto de un planteamiento superficial de la vida sobre la que no se reflexiona
Jorge Bucay
Pues, aunque existente por sí mismo, ser causa de todas las cosas, bien supremo, eterno e inmutable, etc. sólo son propios de Dios, no podemos saber, sin embargo, mediante esos propios, qué ser es ése, al que pertenecen esos propios, ni qué atributos tiene.
Baruch Spinoza
¿Qué es lo más interesante de la vida? —Lo imposible.
Rafael Barrett
Me ha decepcionado la impotencia de no poder defender la vida de mi hijo que me fue arrebatado, día tras día, durante 24 años
Enzo Ferrari
No desprecies la muerte, pero acéptala de buen agrado, porque forma parte de lo establecido
Marco Aurelio
Sigo creyendo que no sabían robar, prueba de ello es que los pillaron enseguida.
Manuel Vicent
Escribir una novela es como bordar una tapicería con hilos de muchos colores: es un trabajo artesanal de cuidado y disciplina.
Isabel Allende
Las mujeres tienen ojos de lince para ver las debilidades de las mujeres.
Friedrich von Schiller
La bóveda del mundo estaba teñida de colores espléndidos. Las estrellas también tenían ganas de participar, y cuando la manta de colores empezó a deslizarse al otro lado del horizonte, centellearon a través del intenso azul.
Yann Martel
Vivimos mientras nos renovamos
Henri-Frédéric Amiel