Hasta cuando se encuentran en la calle, las mujeres se miran una a otras como guelfos y gibelinos.
Arthur Schopenhauer

Frases de Arthur Schopenhauer - Hasta cuando se encuentran en la calle, las mujeres se miran una a otras como guelfos y gibelinos.

Más Frases


La guerra moderna destruye con el máximo de eficiencia y el máximo de indiscriminación, y en consecuencia, implica injusticias mucho más numerosas y mucho más graves que las que se pretendan enmendar. (...) Las guerras no concluyen con las guerras; las más de las veces terminan por una paz injusta, que hace inevitable otra guerra de venganza.
Aldous Huxley
Tú no tienes alma y yo no tengo valor para ver como te marchas
Alejandro Sanz
El amante es un monoteísta que sabe que otras personas tienen diferentes dioses de culto, pero no puede imaginar que como él, pueda haber otros dioses.
Theodor Reik
La única manera de poseer un amigo es serlo.
Ralph Waldo Emerson
La buena música es muy parecida a la lengua primitiva.
Denis Diderot
Reprender y corregir a alguien por sus errores es importante. Este acto esencialmente caritativo es la primera obligación del Samurái. Pero hay que esforzarse en hacerlo de la manera conveniente. En efecto, es fácil encontrar cualidades y defectos en la conducta del prójimo. También es igualmente fácil criticarlo.
Yamamoto Tsunetomo
Para toda tesis existe una antítesis igualmente válida
Immanuel Kant
El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.
Gabriel García Márquez
La voluntad debe ser la única cosa en el mundo que cuando está desinflada necesita que la pinchen
Quino
A los largos sentimientos, largas consecuencias.
Proverbio Chino