Tiene razón Rajoy. La España de hoy se parece mucho a la de hace dos siglos. En 1812, gobernaba en Madrid Pepe Botella, y en 2012, Ana Botella. Y ninguno de los dos fue elegido por los madrileños.
José Miguel Monzón Navarro

Frases de José Miguel Monzón Navarro - Tiene razón Rajoy. La España de hoy se parece mucho a la de hace dos siglos. En 1812, gobernaba en Madrid Pepe Botella, y en 2012, Ana Botella. Y ninguno de los dos fue elegido por los madrileños.

Más Frases


La nación sólo se forma como resultado de relaciones duraderas y regulares, como resultado de la convivencia de los hombres, de generación en generación. Y esta convivencia prolongada no es posible sin un territorio común
Iósif Stalin
El hombre prefiere que se digan cien mentiras acerca de él, a que se divulgue una sola verdad que desee tener oculta
Samuel Johnson
El amor es el maestro más fecundo en recursos.
Eurípides
Mis padres no solían pegarme; lo hicieron sólo una vez: empezaron en febrero de 1940 y terminaron en mayo del 43.
Woody Allen
No soy un completo idiota. He perdido la cabeza.
Anónimo
El suicida es el antípoda del mártir. El mártir es un hombre que se preocupa a tal punto por lo ajeno, que olvida su propia existencia. El suicida se preocupa tan poco de todo lo que no sea él mismo, que desea el aniquilamiento general.
Gilbert Keith Chesterton
Era difícil ser capaz de manejar el hecho de que toda esa gente pensaba que uno era algo maravilloso. Era difícil lidiar con el ego. Yo sentía una especie de nada.
George Harrison
Cuando llegue mi hora de morir, moriré; pero sabré dar la vida como un hombre al que no le duele devolver el préstamo que le han hecho
Epicteto
El principal valor del dinero radica en que lo estimamos más de lo que vale.
Henry Louis Mencken
Quiero morir a los 100 años con una bandera americana a la espalda y la estrella de Texas en el casco, descendiendo gritando por los Alpes sobre la bici, a 120km/h, cruzar mi última meta y oir mi esposa con mis diez hijos aplaudiendo y luego tumbarme en un campo de girasoles franceses y expirar con elegancia
Lance Armstrong