Haz uso de los bienes temporales; aspira a poseer los eternos

— Tomás de Kempis —