Dulce es la venganza, sobre todo para las mujeres

— Lord Byron —