Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada

— Eduardo Galeano —