Es inconcebible una revolución que no desemboque en la alegría.

— Julio Cortázar —

Más Autores »