La batalla más difícil la tengo todos los días conmigo mismo.

— Napoleón Bonaparte —