¡Hombre, ayúdate a ti mismo!.
Ludwig van Beethoven

Frases de Ludwig van Beethoven - ¡Hombre, ayúdate a ti mismo!.

Más Frases


Y cuando César Augusto cambió el Estado a una monarquía, asumió ese cargo y él de tribuno del pueblo, es decir, el poder supremo en materias de Estado y de religión.
Thomas Hobbes
Cuando me siento abatido me doy jaque mate a mí mismo.
Fernando Arrabal
Debemos pedir un espíritu sano en un cuerpo sano.
Juvenal
Todos reclaman los éxitos pero los fracasos se imputan a uno solo
Tácito
Amarás a dios más que a ti mismo y amarás a tu prójimo tanto como a ti mismo, lo que implica el sacrificio de sí mismo y del prójimo a dios. Pasar por el sacrificio de sí mismo puede ser calificado de locura; pero el sacrificio del prójimo es, desde el punto de vista humano, totalmente inmoral.
Mijaíl Bakunin
No es fácil encontrar muchos hombres que sepan lo que quieren. Por eso lo primero que ha de surgir de una apreciación es: ¿Qué Quiero hacer? Ese es el objetivo. Esa es la finalidad para la cual uno trabaja. Se coloca el objetivo y entonces se extraen todas las conclusiones mirando el objetivo y cuáles son las que han de servir a ese objetivo.
Juan Domingo Perón
Las enfermedades que señalan el crecimiento de la humanidad se llaman revoluciones.
Friedrich Hebbel
Vamos a andar en verso y vida atentos, levantando el recinto del pan y la verdad. Vamos a andar matando el egoísmo, para que por lo mismo reviva la amistad
Silvio Rodríguez
El instinto de la mujer equivale a la sagacidad de los grandes hombres.
Honoré de Balzac
Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.
Miguel de Cervantes