Nunca debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, porque son la lluvia que limpia el polvo cegador de la tierra a que a veces cubre y mancilla nuestro endurecido corazón.
Charles Dickens

Frases de Charles Dickens - Nunca debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, porque son la lluvia que limpia el polvo cegador de la tierra a que a veces cubre y mancilla nuestro endurecido corazón.

Más Frases


¿Izquierda Unida? Es un partido muy importante, tiene dos diputados.
José Luis Rodríguez Zapatero
Si nuestra educación fuera más sistemática y los muchachos no tuvieran que estudiar valiéndose de una lengua extraña, estoy seguro de que aprender todos esos idiomas sería en lugar de una tarea pesada algo que harían con verdadero placer. El conocimiento científico de una lengua básica hace comparativamente sencillo el aprendizaje de otros idiomas.
Mahatma Gandhi
Porque me pregunta cosas raras usted a mi,siempre preguntan esas preguntas que pueden complicar a uno.
Augusto Pinochet
No se puede avanzar en el conocimiento si la razón no cuenta con la imaginación, no habría creación.
Albert Jacquard
¡Cuánta necesidad y cuánta hambre hay de enseñanza! Sobre todo de enseñanza sólida y religiosa.
Jerónimo Usera
Durante las grabaciones de Innuendo en el ocaso de su vida atacado severamente por el SIDA dijo: escriban lo que sea que yo lo cantaré como nunca...
Freddie Mercury
No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol
Frida Kahlo
Nuestra idea de Dios implica la existencia necesaria y eterna. Por tanto, la conclusión manifiesta es que Dios existe
René Descartes
Uno es el dinero que nos llega por la labor y el otro es el dinero que nos llega de los activos. Si tú quieres tener riqueza, necesitas el dinero que viene de los activos.
Robert Kiyosaki
La puerta gira en sus bisagras y el perezoso gira en la cama.
Salomón