Si pudiera entrenarse para usar solamente el tronco cerebral estaría curada. Estaría en algún lugar más allá de la felicidad y la tristeza. No se ven peces agonizando por cambios salvajes de estado de ánimo. Las esponjas nunca tienen un mal día.
Chuck Palahniuk

Frases de Chuck Palahniuk - Si pudiera entrenarse para usar solamente el tronco cerebral estaría curada. Estaría en algún lugar más allá de la felicidad y la tristeza. No se ven peces agonizando por cambios salvajes de estado de ánimo. Las esponjas nunca tienen un mal día.

Más Frases


Yates ridículos, aviones privados y grandes limosinas no hacen a la gente disfrutar mas de la vida
Richard Branson
Allí, en la Unión Soviética, no se conoce esa plaga del régimen de producción capitalista que es el paro forzoso.
José Díaz Ramos
Desconfiad de la luna y de las estrellas, de la Venus de Milo, de los lagos, de las guitarras, de las escaleras de cuerda y de todas las novelas y novelerías. ¡Pero amad vigorosamente, arrogantemente, ferozmente, a la mujer que améis!
Charles Baudelaire
...puesto que los hombres aman según su voluntad y temen según la voluntad del príncipe, un príncipe debe depender solo de lo que es suyo y no de lo que es de otros, solo tiene que ingeniárselas para no ser odiado...
Nicolás Maquiavelo
La esperanza prospera aún bajo las condiciones más inadecuadas
Alejandro Dolina
Hay una moralidad sexual y otra económica; la primera se derrumba ante la segunda, y la segunda se derrumba ante la primera
Enrique Jardiel Poncela
Las mismas cosas tienen diversas apariencias. Las pirámides de Menfis parecen al amanecer, conos de luz rosada, y a la puesta del sol, sobre el cielo rojizo, se muestran como negros triángulos. Tú me reprochas que niegue las apariencias, cuando, al contrario, las apariencias son las únicas realidades que reconozco.
Anatole France
Di la verdad aunque sea amarga. Di la verdad aún contra ti mismo.
Mahoma
Todo es de noche hoy y el alma es un oscuro alimento que no puede comerse.
Beatriz Villacañas
El libro es una voz viviente. Es una inteligencia que nos habla y que escuchamos
Iósif Stalin