El alma es como una ciudad sitiada: detrás de sus muros resistentes vigilan los defensores. Si los cimientos son fuertes, la fortaleza no tendrá que capitular.
Epicteto

Frases de Epicteto - El alma es como una ciudad sitiada: detrás de sus muros resistentes vigilan los defensores. Si los cimientos son fuertes, la fortaleza no tendrá que capitular.

Más Frases


Una serpiente es más humana que un fascista o un racista; un tigre es más humano que un fascista o un racista.
Hugo Chávez
Al carajo con la verdad. El estilo es más importante: cómo hacer una por una cada cosita.
Charles Bukowski
Cuando el Hijo del hombre llegue en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará sobre su glorioso trono. Y todas las naciones serán reunidas delante de él, y separará a la gente unos de otros, así como el pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha, pero las cabras a su izquierda.
Jesús de Nazaret
La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que es cada vez más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano.
Aldous Huxley
Quien se pica, ajos come.
Proverbio
Los intelectuales no resuelven las crisis, más bien las crean.
Umberto Eco
El diálogo es un juego que tienen los comunistas. A mí no me interesa.
Augusto Pinochet
Un hombre tiene que ser escultura para satisfacer, una mujer para satisfacer solo sonríe, no es lo mismo tener el brazo tendido que la boca abierta
María Félix
Creo que siempre o casi siempre en la infancia la madre representa a la locura. Nuestras madres siempre permanecen como las personas más locas y extrañas que jamás hemos conocido
Marguerite Duras
Y, sin embargo, todo el mundo ha comprendido que el peligro guerrero del fascismo alemán hace que se establezca una coincidencia momentánea entre el país del proletariado y la Francia de la democracia burguesa.
José Díaz Ramos