Este es un país libre. La gente tiene derecho a enviarme cartas, y tengo derecho a no leerlas.
William Faulkner

Frases de William Faulkner - Este es un país libre. La gente tiene derecho a enviarme cartas, y tengo derecho a no leerlas.

Más Frases


El que quiera contemplar un torrente lo primero que debe hacer es no ser arrastrado por él.
José Ortega y Gasset
La ciencia es bella y es por esa belleza que debemos trabajar en ella, y quizás, algún día, un descubrimiento científico como el radio, puede llegar a beneficiar a toda la humanidad
Marie Curie
El Partido Socialista Obrero Español presente en la lucha política de forma ininterrumpida durante cien años, defensor a ultranza de las reivindicaciones de la clase trabajadora, cuya total emancipación persigue, se está convirtiendo hoy, como en 1931, en eje de la vida política y en buena medida en garantía de la alternativa democrática.
Felipe González
Deja de vigilar a tu alma; ¡mírala cómo sale de estampida al cielo!... Al menor descuido, envuelta en llamas, se suelta y se va hacia otros mundos. ¿De dónde vendrá esa súbita llamarada que la arroja al destierro en parajes celestiales mientras tú te quedas aquí, como victima junto a un cuerpo abandonado?
Emil Cioran
Las oscilaciones salvajes en los precios en parte tienen más que ver con el comportamiento lemmings de los inversores institucionales que con los resultados obtenidos por la compañía
Warren Buffett
Con amor o con odio, pero siempre con violencia.
Cesare Pavese
Sabía que con Snape estaba trabajando como doble agente, y como resulta ser, fui muy bueno en eso.
Alan Rickman
...las causas y efectos no pueden descubrirse por la razón, sino por la experiencia...
David Hume
De ello se sigue que de las afirmaciones absurdas y falsas - caso de que fueran universales- no puede haber entendimiento, aunque muchos piensen que las entienden, cuando en realidad se limitan a repetir palabras en voz baja o a aprendérselas de memoria.
Thomas Hobbes
La mujer comprende al niño mejor que el hombre, pero el hombre es más niño que la mujer
Friedrich Nietzsche