Unas nubes esponjosas, blancas y radiantes empezaron a iluminar la bóveda infinita de azul clarito.
Yann Martel

Frases de Yann Martel - Unas nubes esponjosas, blancas y radiantes empezaron a iluminar la bóveda infinita de azul clarito.

Más Frases


Todo placer, sentido con gusto, parece casto
Marguerite Yourcenar
En la perfección de nuestra razón consiste toda la felicidad de nuestra vida.
Séneca
Hemos roto algunas barreras entre nosotros, lo cual tuvimos que hacer porque teníamos dos grandes egos, dos artistas individuales y con amor las sobrepasamos.
John Lennon
El reguero de pueblos que ha presenciado nuestros esfuerzos contestará con voces de clarín anatematizando a la legión de traidores científicos que aun en las pavorosas sombras de su derrota, forjan nuevas cadenas para el pueblo o intentan aplastar la reivindicación de esclavos, de parias, de autómatas y de lacayos
Emiliano Zapata
Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medidas.
Facundo Cabral
El secreto de la motivación personal se puede resumir en las cuatro ces: curiosidad, confianza, coraje y constancia
Walt Disney
Incluso el camino más largo comienza con el primer paso.
Kalimán
Si no sabes cómo llamarme, no me llames de ningún modo; será preferible. 'La Nausea
Jean-Paul Sartre
El líder capaz, entrena su suplente el cual puede delegar a voluntad cualquier detalle de su posición. Sólo de esta manera un líder se multiplica y se prepara para estar en muchos lugares y dar atención a muchas cosas al mismo tiempo.
Napoleon Hill
No andes por ahí diciendo que el mundo te debe trabajo. No te debe nada, estuvo aquí primero.
Mark Twain