Quien se permite hablar en público tiene el deber, tan pronto modifique sus opiniones, de contradecirse también en público.
Friedrich Nietzsche

Frases de Friedrich Nietzsche - Quien se permite hablar en público tiene el deber, tan pronto modifique sus opiniones, de contradecirse también en público.

Más Frases


La gente enseña para disimular su ignorancia, lo mismo que sonríe para ocultar sus lágrimas.
Oscar Wilde
Pero ¿Sabe lo que significa nación? Dice John Wyse. Sí, dice Bloom. ¿Qué significa? Dice John Wyse. ¿Nación? Dice Bloom. Nación es la misma gente que vive en el mismo lugar. Por Dios, entonces, dice Ned, riéndose, en ese caso yo soy una nación porque vivo en el mismo lugar hace cinco años.
James Joyce
La única profundidad que los hombres quieren en las mujeres es la del escote.
Zsa Zsa Gabor
La nueva moda (entre las celebridades) es hablar de las partes más privadas de tu vida, otra es arrepentirte de los excesos y criticar las drogas que alguna vez te hicieron feliz.
Mick Jagger
Los derechos de propiedad no son únicamente una fuente de libertad económica. También son una fuente de libertad política.
Milton Friedman
No quiero labrar mi felicidad; quiero realizar mi obra.
Friedrich Nietzsche
La nuestra será una democracia sin terrorismo, pero no una democracia sin memoria: la memoria de las victimas, de cada una de las 829 víctimas mortales y sus familias, de tantos heridos que padecieron el injusto y aborrecible golpe del terror, nos acompañará siempre
José Luis Rodríguez Zapatero
Los cuentos de hadas se equivocaban. El príncipe no despertaba a la princesa con un beso, sino con una promesa. En sus brazos ella estaría a salvo para siempre. Ella despertaba para vivir feliz para siempre jamás. Si no lo hubiera sabido, la princesa habría preferido dormir para siempre.
Orson Scott Card
Dejé de verlo muchos años. Después, estando yo en Europa, me visitó en Londres. Él es muy simpático, divertido, ha sido una persona querida conmigo, con mis hijos, mis hijos le han tenido cariño
Alvaro Uribe
Si un intercambio entre dos partes es voluntario, no tendrá lugar a menos que ambas partes crean que se beneficiarán de él. La mayoría de las falacias económicas derivan del perder de vista esta simple reflexión
Milton Friedman