El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta.
Jean-Jacques Rousseau

Frases de Jean-Jacques Rousseau - El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta.

Más Frases


La mayoría de los hombres emplean la primera parte de la vida en hacer miserable el resto de ella.
Jean de la Bruyere
La conciencia, amigo, es uno de esos bastones que todo el mundo coge para apalear a su vecino, pero que nunca nadie hace servir para sí mismo.
Honoré de Balzac
A la proporción, semejanza, unión e identidad del infinito no te acercas más siendo hombre que siendo hormiga.
Giordano Bruno
El mundo está lleno de supuestos rebeldes que lo único que desean en el fondo es que les castiguen por ser libres, que algún poder superior de este mundo o de otro les impida quedarse a solas con sus tentaciones.
Fernando Savater
Lo que sé a los sesenta años, ya lo sabía a los veinte. Cuarenta años de un largo, superfluo trabajo de comprobación.
Emil Cioran
Es bello obtener la realeza como premio a la justicia; pero es más bello aún preferir la justicia a la realeza
Plutarco
No guardes nunca en la cabeza aquello que te quepa en un bolsillo.
Albert Einstein
Cuando el lujo deje de ser un aparato necio y chillón, propiedad de los burgueses, se transformará en satisfacción artística
Piotr Kropotkin
Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgullo que le proporciona hacerlas.
Oscar Wilde
El peligro que bordea más de cerca este carácter nacional es lo frívolo o, con expresión cortés, lo ligero. Cosas importantes son tratadas como bromas, y pequeñeces sirven para una ocupación seria.
Immanuel Kant