Todo el que teme la muerte, es un ateo de corazón
Marlene Dietrich

Frases de Marlene Dietrich  - Todo el que teme la muerte, es un ateo de corazón