Hay locuras que son poesía, hay locuras de un raro lugar. Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar
Silvio Rodríguez

Frases de Silvio Rodríguez - Hay locuras que son poesía, hay locuras de un raro lugar. Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar

Más Frases


¡Cuántas cosas hay en una risotada! Es la clave secreta con que se descifra un hombre entero.
Thomas Carlyle
Ser español es decir mucho, es muy metafísico, es una idea heideggeriana. El español no es una forma de ser. Pero sí es un modo de estar. Ocupa una posición. Nacer en España da una posición entre otras. A distancia del fanatismo musulmán y del subjetivismo luterano y del capitalismo.
Gustavo Bueno
Napoleón envidiaba a César, César envidiaba a Alejandro y Alejandro, me atrevería a decir, envidiaba a Hércules, que nunca existió.
Julio César
Lo que no se vale es la hipocresía y la doble moral de quienes condenan una forma de terrorismo, al mismo tiempo que tratan de justificar el terror de los estados.
Rigoberta Menchú
Las culturas de empresas con como las culturas de países. No intentes cambiarlas. En su lugar, intenta trabajar con lo que tienes.
Peter Drucker
Sea usted quien delimite los estándares. No espere que sus empleados trabajen mas duro que usted
Donald Trump
Como educadores sólo podemos ser optimistas. Con pesimismo se puede escribir contra la educación, pero el optimismo es necesario para ejercerla. Los pesimistas pueden ser buenos domadores, pero no buenos maestros... La educación es un acto de coraje; cobardes y recelosos, abstenerse
Fernando Savater
Recibisteis un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre!
Pablo de Tarso
La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los demás la impresión de que ayudarte sería para ellos de gran provecho.
Jean de la Bruyere
La libertad es esencial para el amor; no la libertad de la revuelta, no la libertad de hacer lo que nos plazca ni de ceder abierta o secretamente a nuestras apentencias, sino más bien la libertad que adviene con la comprensión
Jiddu Krishnamurti