Como Antístenes, filósofo cínico, tuviese la capa rota y la anduviese enseñando a todos, díjole Sócrates: Por la hendidura de tu capa conozco tu vanidad. Quiso dar a entender que peor era aquella presunción que tenía enseñando su capa rota, que si trajera una vestidura más rica.
Erasmo de Róterdam

Frases de Erasmo de Róterdam - Como Antístenes, filósofo cínico, tuviese la capa rota y la anduviese enseñando a todos, díjole Sócrates: Por la hendidura de tu capa conozco tu vanidad. Quiso dar a entender que peor era aquella presunción que tenía enseñando su capa rota, que si trajera una vestidura más rica.

Más Frases


Ahí tienen el rancho San Cristóbal, cuando caigan por allá no dejen de llevar enchiladitas y los recibiré con mucho gusto. Que les vaya muy bien, que Dios me los bendiga.
Vicente Fox
Lo autóctono como estilo es un sentimiento de vinculación con el propio contexto geográfico y cultural, así como con su tradición culinaria. La comunión con la naturaleza complementa y enriquece esta relación con el entorno
Ferran Adrià
Para los grandes medios de comunicacion del mundo los medios de comunicacion neoliberal, nosotros los excluidos solo existen cuando estan muertos o en la carcel o son perseguidos
Subcomandante Marcos
La dificultad de cometer suicidio está en esto: es un acto de ambición que se puede cometer sólo cuando se haya superado toda ambición.
Cesare Pavese
Me divierten las gentes que quieren seguir unas reglas, porque en la vida no hay más que lo excepcional.
Jules Renard
Tener un hijo es sin duda el acto más bellamente irracional que dos personas enamoradas pueden cometer.
Bill Cosby
La buena gente hace un daño enorme. Y por supuesto, el peor daño es conceder tanta importancia a la maldad. Es absurdo dividir a la gente en buena y mala. La gente es encantadora o aburrida.
Oscar Wilde
En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo, lo que haríamos por deber.
Concepción Arenal
Es una desgracia cuando nos faltan, el ingenio para hablar y el tacto para callar.
Jean de la Bruyere
Si escribo algo, temo que suceda, si amo demasiado a alguien temo perderlo; sin embargo no puedo dejar de escribir ni de amar
Isabel Allende